Friday, March 18, 2016

LA SAGRADA FAMILIA EN BARCELONA



              Desde una de las torres la vista es innegablemente maravillosa. Desde lo alto se aprecia la ciudad de Barcelona. Voy bajando por el laberinto y me conmuevo a cada paso. Todo pretende ser perfecto, pero no lo es y ese es el gran misterio para mi de Gaudi, su arquitecto. Su sabia y paciente observación lo llevo a reconocer las formas y las geometrías de la naturaleza para diseñar sus obras. Me maravillo a tal punto que mas tarde partiré hacia el Museo de Gaudi que se encuentra al lado de la Catedral de Barcelona para seguir conociendo mas de su inventiva y de sus obras. De su vida y de su visión de la vida.











Sin duda bajar desde la torre me toma tiempo. Cuando voy dándome cuenta de que la escalera forma un vórtice perfecto que me recuerda la laberíntica forma de un espiral, pero de una caracola también. Es precioso.